Camino Giles-Azcuenaga/La historia vuelve a repetirse

No es la primera vez que los vecinos de Azcuenaga piden por su dignidad, piden porque lo que aportan como contribuyentes le sea devuelto en confort. La historia del camino Giles/Azcuenaga ( ruta provincial 193) es una novela que se repite una y otra vez y lo que es peor con un final conocido.

Esta tarde dos vecinos de azcuenaga Estefania Ifran y Daniel Adami se presentaron en el Concejo Deliberante de San Andres de Giles usando la banca de los vecinos para volver a reclamar por el camino que es fundamental para sus vidas. La respuesta de los concejales fue la lógica. Los representantes del gobierno provincial prometieron una reunión, los del oficialismo municipal esgrimieron notas de reclamo jamas contestadas y la de la otra parte de la oposición hicieron cargo en la falta de controles y la desidia provincial. Todos tienen un poco de razon.

El camino en cuestión tiene en si una historia trágica, no ya en el sentido de los cientos de personas muertas y heridas en siniestros viales ocurridos en el transcurso de los años sino en la desidia de propios y extraños.

En el año 2010, el gobierno municipal de Luis Ghione tomo como prioridad la reparación del camino Giles / Azcuenaga y la construcción de de Azcuenaga / Solis. La empresa que gano la obra fue un empresa que ya venia con problemas desde el sur de nuestro país, Giro Construcciones y hubo muchas sospechas que la obra no iba a funcionar. El proyecto que presento el gobierno municipal de Ghione era la reconstrucción total del camino, luego Vialidad Provincial lo redujo a la mínima expresión.

Obviamente, la obra duro lo que tenia que durar, y la de Azcuenaga / Solis quedo sin terminar. Por esos días el intendente Ghione que retenía el pago de un certificado a favor de Giro Construcciones, decía en FmMundo ante quien escribe que » Sin no terminan la obra no les pago» y así paso, el tiempo paso y Giro Construcciones se retiro sin terminar la obra.

En 2016 Vialidad nacional bacheo por arriba y se rompió rápidamente, y en 2017 ( con la plata que había guardada de giro) se hizo un bacheo profundo que duro exactamente 70 días. Luego el gobierno provincial le dio a los intendentes la potestad de decidir las obras y la reparación del camino no fue una prioridad para el gobierno de Pugielli.

Sumado a todos estos problemas, el municipio en la persona de funcionario responsable Manuel Carbajal, jamas controlo el peso de camiones y tenia la balanza arrumbada a la intemperie y entonces todo termino como tenia que terminar, con el camino destrozado. El tiempo dirá si se podrá reparar de una vez y para siempre, solamente por la dignidad de los vecinos de Azcuenaga.