Las redes como salvavidas económico

Las redes sociales van sumado utilidades a las que tenían en el momento en que se crearon, si bien la Genesis de su nacimiento fue inicialmente la de juntar a las personas, potenciar su encuentro, relación y activar las relaciones en forma virtual.

Sin embargo, con el tiempo y ayudada por la situación económica las redes fueron creando un sistema comercial sin precedentes. En San Andrés de Giles por ejemplo hay ya muchas “fan page” de este tipo y en las que todos los días interactúan miles de personas, hombres y mujeres que por este método tratan de comerciar todo tipo de cosas ofrecer servicios o buscar algo que estén necesitando. Desde los que venden cosas que ya no usan hasta los que venden a través de este método su propia producción de todo tipo. La gastronomía es la vedette de las ventas, desde medialunas hasta tortas, pasando por viandas de comidas que se venden con delivery incluido sin olvidar que muchos también ofrecen sus servicios que pueden ir desde un cortador de pasto al simple plomero que siempre estas buscando para cambiar el cuerito de la canilla.

Hay al menos diez grupos hay en la red Facebook que pertenecen a San Andrés de Giles y algunas con mas de siete mil miembros. Asi de esta manera si algún vecino necesita una heladera, un cochecito para el bebe que viene en camino o simplemente un kilo de milanesas, solo tiene que ingresar en alguno de los grupos de los que es miembro y realizar la transacción. Por supuesto estos sistemas de trueques digitales o shoppings digitales tienen aparejadas algunas cuestiones a considerar. Nadie que comercie en las redes tributa, la calidad de los productos no esta certificada y depende solamente de la confianza entre las partes y lo mas complicado que tiene que ver con la comida. El departamento de bromatología municipal esta casi incapacitado de controlar la calidad de la elaboración de la comida, si bien se piensa que está hecha con mercadería de buen estado y con salubridad, esto no este certificado y se hace muy difícil del control.

En definitiva, estos tiempos de crisis económica hay desarrollado estas nuevas modalidades de supervivencia, que quizás su único aspecto “moderno” este dado en la utilización de estos métodos digitales, pues si nos remontamos a los primeros albores de nuestro país, ya existían “emprendimientos” de este tipo, ¿quien de nosotros no dibujo en la escuela, un vendedor de empanadas, en un 25 de Mayo?.