Los carteles de la discordia

Desde el día en que un productor agropecuario fumigo un lote de soja pegado a una escuela rural y esa accion ocasiono daños fisicos en su directora y algunos alumnos, el tema de las fumigaciones ha tomado estado público y ha provocado algunos hechos trascendentes en la historia de la comunidad. Podemos citar por ejemplo la aparición en escena de un grupo ambientalista local el autodenominado “ Grupo Ambiente Saludable San Andrés de Giles”, conformado por un grupo de vecinos que buscan cambiar el status quo de la fumigación y un cambio de paradigma en la producción agropecuaria y la protección de la salud humana. A través de su trabajo se consiguió por ejemplo que se realizara la primera audiencia pública en la historia de San Andrés de Giles, también que se empezara a estudiar una nueva legislación en esta materia. Si bien se han tomado su tiempo en resolver este problema, lo cierto es que el concejo trabajo en este tema y se escuchó a todas la voces, mas allá de los resultados.
El último de los hechos que se sucedieron a raíz de este cuestion ocurrió anoche en la sesión del HCD, en la que se trataba la modificación de la ordenanza de agroquímicos conjuntamente con una carta de grupo ambientalista, quienes como es su costumbre colocaron dos carteles en las sillas del HCD que rezaban, “Ecosidio no sean cómplices” “Nuestra exigencia es que defiendan la vida no la guita”, estos carteles provocaron el enojo de algunos concejales que lo hicieron explícito. De movida Sandro Cava expreso que se sentía molesto y triste por los carteles y pidió que se sacaran, “Cuando acepte ser concejal, lo hice para tratar de hacer que los vecinos vivan mejor y para tratar de dejar un mundo mejor sobre todo a mis hijas”. Pero la cosa se complicó cuando el concejo mando la ordenanza a comisión, instante en que los miembros de Ambiente Saludable salieron del recinto, la concejal por CAMBIEMOS retiro los carteles y los deposito a un costado de la sala, Esto dio lugar a un duro cruce entre la concejal Laura Branchini del FpLV quien pidió la palabra para expresar su repudio a la actitud de Condesse “Este es un lugar de la democracia y todas las expresiones deben ser respetadas, si bien reconozco que los carteles pueden haber ofendido a alguien los carteles son expresiones de la democracia y deben ser respetadas” . Noticias Gilenses consulto a la concejal Condese sobre su actitud y esta nos respondió que “Lo único que hice fue retirarlos, porque los vecinos se habían retirado y la verdad me sentí ofendida por su texto, en lo personal yo no soy un “Ecosida” ni estoy trabajando a favor de “La guita”. A su turno “tota” Marengo miembro activo de Ambiente Saludable le expreso a nuestro diario que “Nosotros no creemos que sean agresivos ni ofensivos, nos habiamos retirado a debatir pues creiamos que faltaba un punto en el orden del dia, nosotros creemos que la palabra GUITA no lo unA ofensa y Ecosidio es un término que utiliza la misma ONU y que se viene pronunciando desde la década del setenta, no nos hacemos cargo del enojo de nadie”.
Noticias Gilenses, quiso conocer la opinión de Gonzalo Ifran, director de Infociudad medio que también realiza un seguimiento periodístico de este tema “Lo que paso anoche a mí no me gusto, me parece que la actitud de Condesse no ayuda a la discusión planteada y creo que fue desmedida y con respecto a Ambiente Saludable creo que deben enfocar la estrategia de otra manera, más teniendo en cuenta como en otros municipio cercanos se resolvieron situaciones similares  como por ejemplo en San Antonio de Areco donde se prohibió la fumigación aérea. Ahora por otra parte hay que ver que se están tomando un año para resolver una problemática real, solo escuchamos las voces de algunos concejales, no conocemos el planteo de por ejemplo del intendente sobre este tema. Hay una falta de voluntad política para legislar y proteger la salud de todos”.
El tema de las fumigaciones, el agro negocio y la salud sigue vigente y dará más tela para cortar en los próximos meses y es muy probable que el tema se mezcle con la campaña política a punto de comenzar.