Giles-Azcuenaga / Un camino lleno de cicatrices

Cuando en 1983, el intendente de facto Quagliariello se reunió con los vecinos del camino Giles/Azcuenaga y es comunico que se habían conseguido los fondos para asfaltar, la solución a los problemas de acceso a la ciudad de los habitantes de esa zona parecieron haber terminado. Quagliariello ( según cuentan algunos vecinos que participaron de una reunion con el ex intendente) le aclaro que lo que se podía hacer era un entoscado con un asfalto muy simple, que permitiera el paso de automóviles y camionetas.

Ese asfalto duro algunos años pero no muchos y comenzó a deteriorarse a pasos agigantados. Fue el ex intendente Aldo Nascimbene quien en los años 90, encaro la reparación del camino en virtud de los pozos que presentaba y la cantidad de siniestros viales que se producían, la obra se hizo y como siempre duro lo que siempre duro 10 años, porque el camino se destruyo y solo se podía transitar por las banquinas.

Ya en épocas del gobierno de Néstor Kirchsner y con la llegada de grandes inversiones en obras publicas que arrancaron en ese proceso, se realizaron obran de infraestructura de accesos de gran porte. Le toco el turno al camino Giles/Azcuenaga no sin algunos hechos conflictivos, La obra estuvo parada por casi ocho meses y esto ocasionó que hasta los vecinos se movilizaran a a municipalidad, reclamando por la obra, sin embargo años después, el viejo y castigado camino vuelve a sufrir en carne propia la mala planificación de los gobiernos. El ingeniero Daniel Martinez, secretario de obras de la municipalidad en la actualidad también lo era en esa epoca y comento a Noticias Gilenses sobre aquella obra de épocas de Ghione ” Nosotros habíamos hecho con el equipo de aquella época un paquete similar al del acceso Cámpora, esa obra lo sabemos se hizo y nunca se rompió, nosotros mandamos a Ghione a conseguir el dinero y vino adjudicada con una empresa, cuando empezamos a cotejar el proyecto nuestro y el que traían no coincidía nada, ni los espesores ni nada de lo que había especificado por ejemplo el pavimento era menos de la mitad del espesor que planteamos nosotros, yo cuando lo vi supe que no era para transito pesado. Era una obra para vehículos de 1500 2000 kilos y  pasan camiones de 50.000 no aguanta nada ademas es  para vehiculos de 100 150 hp de potencia hoy están en 500 y hace que la carga dinámica se duplique”

La cuestión que la administración de Carlos Puglielli afronta hoy lo que seria la maldicion de los intendentes, el camino Giles / Azcuenaga que nunca para de romperse, para desgracia de los vecinos de la zona que los padecen dia a dia.