Huerta y Turismo Rural / Se sigue fomentando la capacitación

El INTA, la dirección de Producción y la dirección de Cultura y Turismo municipal, trabajan en conjunto con el fin de dotar a los vecinos de capacitación y semillas para desarrollar la Huerta, en este caso para la Temporada Otoño-Invierno. Además de fomentar mediante el Turismo Rural la posibilidad de desarrollo económico mediante la venta de lo producido.

 El director de Producción, Sergio Romanello, la Ing. de INTA Chivilcoy del Programa PRO HUERTA, Mónica Filippi y la Coordinadora de Turismo Municipal, Liliana Bodiglio, comenzaron en la mañana del miércoles 4 de abril con una charla en el Salón Auditorio Municipal para destacar la importancia de volver a la tierra, y, mediante el turismo, incentivar el consumo en los visitantes a nuestro partido, con las ventas de productos orgánicos y saludables. Luego de la capacitación se distribuyeron semillas para la Huerta.

 En el Club de Villa Ruiz, y en el Club de Cucullu, esa misma tarde, repitieron la experiencia ante los interesados, participando, incluso en Villa Ruiz alumnos de la escuela primaria.

 “La huerta nutre a nuestros niños y produce verduras de manera económica a la familia, pero también hay otras personas que necesitan o quieren una alimentación saludable, libre de tóxicos y químicos, por eso también venimos a cubrir las necesidades de otra parte de la sociedad”, dijo la Ing. de INTA Mónica Filippi.

 El Programa PRO HUERTA se promueve desde hace 27 años, y en nuestra ciudad, el año pasado su difusión fue muy amplia.

 El director de Producción, Sergio Romanello explicó que “se dictaron ocho cursos por parte del INTA, nosotros colaboramos, se entregaron desde Producción más de 500 kits de semillas y Acción Social entregó 220 kits de semillas. Entregamos, a través de INTA, 350 pollas ponedoras bebés que ya están dando huevos de campo que están usufructuando porque tienen un valor importante”.

 La coordinadora de Turismo, Liliana Bodiglio dijo que “Nos sumó Producción a Turismo. Hay una relación porque el Turismo Rural es un turismo sustentable y muy respetuoso del medio ambiente y está muy relacionado con las comunidades locales, entonces es un valor agregado a la huerta. La gente de las localidades en su huerta puede cultivar para su cultivo personal, pero muchas veces tienen un excedente que se puede vender en ferias o se puede llevar a los turistas a su lugar de producción”.