Hugo Monsalvo / Caminando en el techo del mundo

Son las 7,30 de la mañana en San Andrés de Giles y la comunicación de wass app nos lleva muy lejos del otro lado del mundo, a Nepal. Hace más de una semana que Hugo Monsalvo emprendió esta última aventura y desde el lugar donde esta nos contó como lo está viviendo.

¿Hugo hace una semana que partiste de viaje que nos podés contar de este viaje?

Bueno ya hace una semana que salimos y hemos recorrido mas de 70 kilómetros, venimos bien hoy estamos en Lobuche que es un punto anterior al campamento base. Por suerte los días que nos han tocado han sido muy buenos.

¿Y cómo sigue este periplo?

Bueno mañana arrancamos con la última fase, que terminara en el campamento base del Everest que es nuestro destino final.

¿Por lo que podemos ver, viene siendo una caminata que atraviesa muchos pueblitos?

Imagínate que vos estas viviendo en la cordillera, seria como caminar entre Lujan y Buenos Aires atravesando muchos pueblitos, pero por la montaña.

¿Y qué tal la comida?

Hemos comido de todo, nos hemos adaptado bastante bien y hemos comido cosas similares a las que comemos en casa, ahora también hay comidas autóctonas muy picantes, que por suerte podemos obviar.

¿Y que tal la gente de la zona?

Muy buena, imagínate que ellos viven del turismo de montaña, en la temporada de ascenso al Everest acá llegan unas setenta mil personas, hay lugares en donde la concentración de gente es como en una ciudad.

¿Los escenarios son imponentes?

Todo el escenario es imponente, estamos rodeados de montañas de 8 mil metros, me llevo los mejores recuerdos en mis retinas.

¿Cómo termina la aventura?

Haremos campo base, y subiremos un cerro de unos cinco mil metros y luego empezaremos el regreso.