Una arbitraria medida de Durañona fracaso ante el enojo de los vecinos de Areco

Ayer por la tarde, y en un horario en el que no hubo posibilidad de desarrollar una defensa el intendente municipal de San Antonio de Areco Durañona mando a cortar la energía en las torres de la empresa local Giles On line. Dejando sin servicio a mas de 2000 vecinos de esa localidad.

La disputa comenzó hace un mes, cuando el intendente Durañona reclamo a la empresa (que da trabajo a mas de 50 familias directa e indirectamente) una deuda de tasas y  supuesta falta de habilitación. La arbitraria media forma parte de metodología del intendente quien tiene la costumbre de demandar y clausurar, a veces por motivos irrisorios. Esta vez no se trataba de un comercio, ni una industria se que se trata de un servicio esencial que perjudico a miles de vecinos que necesitan del mismo para su vida personal. La decisión de Durañona ocasiono que se vieran en las redes sociales muchísimas expresiones de repudio hacia él y su polémica medida, esta expresión de repudio mas el “camionetazo” realizado hoy por los vehículos de la empresa que circularon por la zona céntrica, hicieron que el municipio reconsiderara la medida y ofreció un acuerdo por el cual se abre un periodo de negociación.

En la sede del Centro de Comercio e Industria de San Antonio de Areco, Hernán Fraiese y el de abogado de la firma Dr. Leandro Giacobone explicaron que Giles On Line no recibió ninguna notificación anterior a la que le llego hace quince días y de la  que aún no había cumplido su plazo legal de respuesta.  La arbitraria medida de Durañona dejo ayer  a servicios de salud, farmacias, médicos, policía rural sin un servicio que ya es esencial para su funcionamiento.

Esta metodología de reclamos que tiene Durañona merece el repudio de muchos vecinos y ya ha sido instrumentada con estaciones de servicios, amenazas a un medio de comunicación y hasta la clausura de un supermercado y  que esta abierto desde hace muchos años, por una reforma que estaba realizando a su local incluyendo una biblioteca. La curiosa manera de Durañona de reclamar lo que el considera deudas, pareciera estar en las antípodas del justicialismo que el mismo pondera y se considera miembro, mas se parecen a las de la derecha neoliberal que propicia el oficialismo o la vieja UCD partido al que, por otra parte, Durañona supo pertenecer.