Sociedad / La intolerancia de los que no respetan

La intolerancia es quizás el peor de los defectos humanos, el no aceptar que el otro piense diferente, el no reconocerse diferente, el querer imponer al otro su idea de cualquier manera es un error imperdonable. En nuestra localidad un grupo de vecinos y vecinas autoconvocados decidieron hace algún tiempo militar a favor de la ley de despenalización del aborto. De esta manera hicieron intervenciones de diverso tipo en el ámbito de la ciudad, la colocación de pañuelos verdes, la difusión de folletería explicando la posición que defienden, las notas en los medios de comunicación dando a conocer sus fundamentos fueron entre otras sus actividades más destacadas.

El ultimo domingo, estas chicas y muchachos decidieron pintar un mural, en una pared perdida de la ciudad, ni siquiera eligieron un lugar de alto transito todo lo contrario la calle Suero y Colectora no lo es. Así trabajaron todo el domingo pintando una imagen que para se podía intuir como ofensiva para la opinión contraria, sin embargo en la madrugada del domingo manos anónimas (o no tanto) se dedicaron a tapar el mural con pintura blanca. Mas allá del hecho factico, lo mas grave es el hecho intolerante de quienes ejercieron esta violencia, más allá que se sepa o no quienes son los autores de este hecho bochornoso, el hecho en si es una pequeña muestra de la falta de respeto se tiene para con el vecino que se expresa de manera libre.