EEM 33 El sur se tiño de verde / por Laura Branchini

Hace años viajó a los Encuentros Nacionales de Mujeres, por curiosa primero, por feminista después. Tengo 42 años y soy hija de una cultura machista, y estoy aprendiendo a deconstruirme en mi machismo, desde mi lenguaje, mis prácticas y mis apreciaciones y aclaro no es fácil, nada fácil, cada año hay más mujeres que se reúnen para expresarse, esté 33 Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) tuvo algunas particularidades. Se realizó en la provincia de Chubut en Trelew y es la primera vez que un ENM se realiza en una provincia tan austral de nuestro país, por lo tanto fue la primera experiencia de miles de mujeres del sur de la provincia de Buenos Aires y del sur de nuestro país en un encuentro.

Nuestro Sur todo, está muy involucrado con la lucha que vienen llevando adelante los pueblos originarios, la muerte de Santiago Maldonado ha marcado especialmente esta lucha y no quedó afuera del  encuentro, los pueblos originarios estuvieron exigiendo durante los 3 días que se declare al encuentro plurinacional, pero no lo consiguieron. Sonaron los corazones de la comunidad LGTBI, en son del paso histórico de sentencia y justicia por Amancay Diana Sacayan  y fue la primera marcha convocada desde la comisión organizadora del ENM contra los trans y travestidos que son más de 35 en lo que va del 2018 en nuestro país.  Por último el próximo encuentro será en La Plata, será un año de elecciones es importante poder demostrar la fuerza feminista en la capital bonaerense y poner al pie de los reclamos  a la desaparición de Johana Ramallo, de quien no sabemos nada desde el 26 de Julio del año pasado porque esto permitirá poner en debate el tema de trata de mujeres con fines de explotación sexual y las complicidades de la policía, el poder político y judicial.

Hay muchos modos de leer las noticias sobre nuestros encuentros, algunos se quedan con que algunas marcharon en tetas,  algo que no molesta  cuando son  exhibidas por algunas modelos; en revistas de glamour o algún programa de TV, ahí no escuchamos a nadie decir que no las representan, que son feminazis o que son locas, brujas y putas. Nuestros encuentros son mucho más que mujeres marchando en tetas, o aquellas que se detienen frente a las iglesias a pelear por lo que creen injusto o diferente, nuestros encuentros son  también pasajes como la  imagen con la que quiero ilustrar estas líneas, nuestros encuentros son de amor, besos, abrazos, reconocimientos, manifestaciones políticas entre juventudes y feminismos, nuestros encuentros están signados por un fenómeno que no cesa, la revolución de las hijas.

Nuestros encuentros son la marcha de cierre, con 50000 mil mujeres marchando juntas, que nos permite encontrarnos con mujeres como ella, una vecina común pero  involucrada con su causa. Esta imagen es de una compañera y fue tomada de día, yo pasé con mis compañeras por su casa y ya era de noche, ella aún estaba ahí, marchó con cada una de nosotras, al igual que las niñas que nos esperaban en sus terrazas o sus veredas con carteles que decían NI UNA MENOS.

Quizás no compartas del todo los modos, hay muchos te lo aseguro, pero si sos mujer no dejes de estar de este lado de la lucha, de este lado del amor, no critiques lo que quizás no conoces del todo, súmate desde el lugar que más te guste,  las mujeres tenemos siempre lugar para todas.