Fumigaciones irregulares / Un comunicado que pretendió minimizar un hecho grave

La extraña situación producida en derredor de un nuevo suceso de fumigación irregular, por parte de un productor rural desato un mar de dudas en torno a la comunicación y la poca información sobre el hecho en cuestión.

La primera de las informaciones recibidas sobre el hecho que se produjo el día lunes a la tarde, hablaba de un hecho que sucedió en las proximidades de la escuela 20 “Almafuerte” en la zona del boliche de Tejo. Los primeros consultados fueron los funcionarios policiales por ser los primeros en llegar al lugar del hecho. Ellos fueron los que expresaron que la maquina fumigadora estaba trabajando “lejos de la escuela” pero a las pocas horas, llamaron a los medios para confirmar que (después de hablar con los afectados) habían confirmado que era otra la maquina que produjo el hecho y si estaba haciendo su trabajo en la proximidad de la escuela.

Sin embargo, el municipio, a través de un escueto comunicado que llego por correo electrónico a las 13,46 ayer que hablaba del tema, consignaba al hecho como “Presunta fumigación” minimizando la importancia del hecho. En el interior del comunicado hace referencia a que la “directora del establecimiento concurrió al Hospital por malestares respiratorios” mientras que el Dr. Romero informaba que “no hubo personas intoxicadas”. El comunicado parecería querer dejar en claro que la concurrencia de la docente al hospital, no tenia relación con el hecho de la fumigación, a la vez que consultado el director del Hospital por este medio dijo “No sabía que había un comunicado y reconoció que hubo dos personas atendidas por el hecho que permanecieron unas horas en el nosocomio. a pesar que no estaban intoxicadas, pero si afectadas”

Consultada la responsable del área de medio ambiente, la Dra Florencia Memoli le reconoció a este medio la existencia de los dos hechos el consignado primero  y sucedido lejos de la escuela y el descubierto horas mas tarde al lado del establecimiento. “nosotros hicimos todas las actuaciones correspondientes, y ahora todo está en manos del juez de faltas”. Pero lo realmente sorprendente es la no emisión de un segundo comunicado, por parte del municipio, poniendo luz sobre los hechos ocurridos y no como está claro se buscó en el primero minimizar el grave hecho, que a todas luces afecto la salud de dos personas que estaban en el lugar.