Victoria Ocampo / Las personas trans no tenemos proyecto de vida sin trabajo

Victoria Ocampo es coordinadora de la Asociación de transexuales, travestis y transgéneros de la Argentina filial Chivilcoy. En una visita a nuestra ciudad converso con Noticias Gilenses sobre la realidad que atraviesa el colectivo que representa.

¿Hace poco se sanciono en nuestra ciudad una ordenanza adhiriéndose a la ley de cupo, que relevancia le das a esto vos?

La relevancia que le doy, es que alarga la vida de las personas trans, porque en realidad la mayoría de las compañeras están en situación de prostitución, simplemente porque no le queda otra cosa por hacer. No tenemos salida laborar por el solo hecho de ser trans, el promedio de vida de nuestra comunidad trans femenina es de 32 años años, estuvo en 35 /40 pero en la actualidad ese promedio lamentablemente bajo.

¿Es esta una situación muy triste y grave a la vez?

En lo que va de este año 2018, murieron por violencia 68 mujeres trans, algunas asesinadas y otras por falta de acceso a la salud.

¿Y como es la vida de una persona trans?

Desde muy chicas se nos hecha de casa, y caemos en la prostitución para poder comer para conseguir un lugar donde vivir, no tenemos acceso a la salud ni a trabajo registrado ni a una vivienda y eso hace que nuestro promedio de vida sea tan bajo.

¿Recuerdo una época donde eran noticia, los trans atropelladas en la panamericana?

Eso fue en los 80 y 90 en donde no existíamos para la sociedad y en realidad lo seguimos siendo. La ley de cupo fue impulsada por una compañera travesti Diana Sacayan, ella pensaba que la prostitución no debería ser la única posibilidad de trabajo, pues nuestra condición de trans no nos condiciona ni socialmente ni laboralmente para hacer otro tipo de trabajos.

¿Debe haber casos en los que esta regla no se dé?

Yo soy un caso testigo, hace más de 20 años que soy enfermera profesional y trabajo en la terapia intensiva en el Hospital de Chivilcoy.

¿A qué se debe tu visita a nuestra ciudad?

La idea es ampliar la red, por eso vamos de ciudad en ciudad, nombramos un referente local y vinimos también a interesarnos por dos compañeras en estado de prostitución tratando que el municipio asuma el cupo que se votó hace dos meses.

¿Se suelen poner excusas para no tomarlas?

Uno puede ser el nivel de estudios, son excusas una compañera que no tiene estudios puede limpiar un hospital, puede barrer una calle.

¿Qué experiencias tenes de lugares en donde se cumpla el cupo?

Chivilcoy de donde vengo, hace dos años que esta funcionando y tenemos compañeras trabajando. Hay un ejemplo muy lindo que es el de Evangelina Giménez, ella estaba en estado de prostitución de donde la rescatamos y empezó a trabajar en el Hospital de Chivilcoy, en el primer año de trabajo termino su secundario como abanderada y hoy cumple funciones como mucama y administrativa. Después hay otros casos en los centros de monitoreo y el barrido de calles.

¿El acceso al trabajo les cambia la vida?

No podemos hablar de proyecto de vida sin trabajo, y cuando esto se da las cosas se empiezan a modificar.

¿Durante estos últimos años, se han conseguido muchos derechos, porque crees que se da aun esta situación de falta de trabajo?

Por falta de información, la gente que se pone a conversar con nosotras conoce la realidad y cambia su mirada. Las personas que no se toma el trabajo de ver porque somos como somos, porque ser trans no es una elección le pasa esto de descrinar.