Carlos Pedro Rivero / El hombre que se convirtió en leyenda

A las 10,20 de esta mañana fallecio Carlos Pedro Rivero, el hombre que era el motor del mítico bar “El Viejo Tropezon”. Cuenta la historia ( de las miles que Carlos tenia) que habia llegado a San Andres de Giles un 30 de noviembre con sus  padres, venía de Victoria en el conurbano bonaerense y como al parecer Carlos era un adolescente complicado sus papas no vieron mejor opción que traerlo a un pueblo tranquilo. Cuando llego el pueblo estaba de fiesta y el que no los sabia creyó que su vida en Giles iba a ser así, y en  algún un punto lo fue.

El viejo Tropezón era Carlos y Carlos era El viejo Tropezon, el lugar que el regenteaba y que albergaba a gente de todas las clases sociales. Muchas generaciones pasaron por el bar, desde las épocas en que “se tomaba el vermouth” y los empleados del ferrocarril “se cruzaban a tomar un descanso”. Carlos siempre manejo con mano experta los códigos del bar, el los conocía muy bien y sabía muy bien atender a su clientela. Cuenta mi amigo Valentin Intilangelo que “cuando Carlos llego al barrio nos cambio la vida a todos” y así era Rivero un líder nato.

Mi recuerdo sera el del ultimo 21 de noviembre, en el que cumplió 71 años. Su mensaje en mi telefono decía “venite al bar que comemos unos pollos, hoy es mi cumpleaños” y así lo recordare, alegre, jodon, futbolero, gran amigo, todas las cosas buenas que puede reflejar un hombre. Hoy 22 de enero nace una leyenda la de Carlos Pedro Rivero

Hasta siempre amigo

Marcelo Tradatti

Director de Noticias Gilenses