La memoria como ejercicio de libertad

Muchos eramos muy chicos cuando escuchamos por primera vez aquella frase ,” Algo habrán hecho”. Era el 24 de marzo de 1976, cuando por la televisión se pudo conocer el primer comunicado y una frase que nos quedaría grabada en la piel “primera junta militar”. Mucho pero muchos civiles festejaron, la caída del gobierno de Maria Estela Martinez de Peron la grieta era un realidad. Todos los días los diarios hablaban de muertos, de una inflación terrible, de un gobierno que no tenía rumbo. Despues, despues vino la noche.

“los desaparecido son eso, son desaparecidos, no están muertos ni vivos están desaparecidos” decía videla en la television con total saña. Todos conocemos alguna historia, todos teniamos un amigo, un pariente un conocido que ya no estaba, todos teníamos miedo. Un miedo frío, un miedo que paralizaba, un miedo que se sentía al caminar por la calle. Desaparecidos, la cultura, las artes, la alegría. 30.000 personas desaparecidas, 20.000 fabricas cerradas, 340 centros clandestinos de detención abiertos, la deuda externa sextuplicada. 517.000% de inflación acumulada, pobreza aumentada del 4,4% al 47 %, muerte, miedo, represión. 7 años de terror. NUNCA MAS.